Clan DLAN
25 de Mayo de 2018
Actualmente tenemos 217 usuarios online.
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN


Bien, les contare una historia, denme su opinion ???

HISTORIA DE BELMONT

[glow=red,2,300]La Fundacion[/glow]
Belmont fue fundada por Kanunt, poco tiempo despues de la Caida del Imperio y la derrota de Osgoth. Siendo un Paladin, descendiente directo de Athar, recorrio las tierras devastadas, sin rumbo fijo, hasta cruzar sus pasos con Darneth, antiguo compañero Paladin, a quien creia muerto en la Batalla Final contra Osgoth.
El encuentro no fue feliz, de todas formas. Danth, quien realmente habia muerto en la batalla, habiase convertido en el receptaculo de los espiritus de tres poderosos nigromantes de Osgoth, quienes muertos por la espada del Paladin y conociendo el poder de su espiritu, le habian corrompido y poseido en el momento anterior a su muerte, con las promesas de regresar junto a su amada doncella.
Danth, ahora, intentaba alzar un ejercito de bestias no-muertas y espectros infernales para asolar a los sobrevivientes, en la region de Galadir, y preparar el regreso de su Amo. Kanunt, asi, se vio obligado a luchar contra su amigo y hermano de batalla, liderando a una pequeña banda de sobrevivientes del ejercito imperial contra la legion oscura alzada por Danth.
Finalmente, tras su victoria, partio hacia el sur, hacia el Bosque de Durwen. Un anciano druida del grupo que lideraba le habia narrado la historia de un circulo de piedras anterior Imperio e, incluso, a las razas conocidas. En aquel circulo, Kanunt fundo una pequeña ciudadela, con ayuda de sus seguidores y algunas razas del Bosque que buscaron alianza con los recien llegados. La ciudad fue llamada Belmont...


[glow=red,2,300]Zaphrom Kelleth[/glow]
Cuando la ciudad comenzo a crecer, nuevos grupos de supervivientes arribaron, poniendose al servicio de Kanunt e inmigrando a la ciudad. Pronto, la ciudadela se convirtio en Reino, Kanunt en Rey, y una nueva oscuridad amenazo su futuro.
Zaphrom Kelleth, un Rashadim que habia decidido quedarse en Galadir cuando el ejercito de Osgoth regresase a su siniestro nido, para orquestar el pronto regreso de su Amo. El Espectro del Fuego Negro investigo en las antiguas historias, anteriores incluso a su propio nacimiento, para comprender el origen real de su Amo, Dae. Asi, con las edades descubrio la existencia de los extintos Aurar, la Invocacion que habia atraido a Dae a Aynar, y el poder de las reliquias de la antigua raza aniquilada por el Principe de Osgoth.
Poco despues, localizo una de las mas poderosas reliquias Aurar en las tierras circundantes de Osgoth... Un circulo de siete piedras en los lindes de Durwen. Cuando arrivo, encontro algo mas: El Reino llamado Belmont.
En la mente del Rashadim se comenzo a formular un plan. Tenia las reliquias Aurar, tenia un reino repleto de potenciales siervos, y tenia el anonimato. Nadie sabia que el, Zaphrom Kelleth, Caballero Rashadim de Osgoth, habiase quedado detras y que, aun cuando sus poderes eran solo una fraccion de los que poseia cuando estaba en contacto con Dae, todavia eran grandes y temibles.
Infiltrandose en la ciudad gracias a los poderes de la corrupcion mortal, y haciendose de un pequeño grupo de seguidores, logro alcanzar la Cripta que, desde tiempos inmemoriales, se mantenia escondida bajo el circulo de piedras, donde se hallaba, tambien, el secreto de su activacion. En torno a la cripta, construyo un complejo subterraneo para el y las bestias de Osgoth que, habiendo quedado atras cuando Dae fuera derrotado por Athar, buscaban la resurreccion de la Oscuridad sin Rostro... Y en la Cripta, mas alla de su propio trono escondido, oculto el Ars Malefice y otros trofeos de guerra, que luego marcarian el futuro de Belmont durante las guerras que habrian de venir.
Pero otra fuerza oscura conspiraba, en ese entonces, por el control de las ruinas y reliquias Aurar. Presentandose ante Kanunt en la forma que ya hubiera tomado anteriormente, la del anciano Druida que los guiara al circulo de piedras, le revelo el secreto de la presencia de Zaphrom Kelleth mediante tretas y mentiras. Kanunt, entonces, organizo una partida de asalto y se introdujo en las profundidades de la Cripta.
Era cierto que, sin el poder de Dae alimentandolo, el Rashadim estaba en un momento de debilidad. Aun asi, ni en sus sueños mas delirantes podria haber encontrado Kanun suficiente poder como para aniquilarlo de una vez y para siempre. Mientras sus compañeros morian y Zaphrom recuperaba su poder alimentandose de las almas de los caidos, una hechicera de la partida de asalto utilizo todo su poder para encerrar a Zaphrom en un orbe de onice que, desde entonces, permanecio en lo profundo de la fortaleza subterranea del Rashadim.
Kanunt tomo el Ars Malefice, guiado por el Druida quien, con sincera desesperacion, le insto a destruir tan maldito libro... Pero Kanun escapo a su control, quizas por codicia, quizas por consejo de la elfa hechicera que luego seria su reina, y guardo el libro en la recientemente construida Gran Biblioteca.
Jamas existio alguien que pudiera leerlo, ni comprender sus grabados. El interes del Druida por destruirlo, aun asi, le sumo poder a la leyenda, y el verdadero nombre del libro, Ars Malefice, fue olvidado, dando lugar a su nombre Belmonteano: El Tomo del Conocimiento Absoluto.


[glow=red,2,300]La Primera Guerra Drow[/glow]
Con el Ars Malefice a salvo y, por orden de Kanunt, fuera del alcance del Anciano Druida, este debio buscar una forma de quitar de en medio a tan peligroso enemigo antes de su resurreccion. Para tal obra, necesitaba aliados: Y no habia mejores aliados para alguien que deseara la destruccion de Belmont que aquellos que veian a los humanos como meros esclavos potenciales... Los Drow que vivian mas alla de Durwen.
El Druida se presento ante ellos, no ya como un fragil humano, sino en su verdadera forma. Los Drow, tras algunas demostraciones de verdadero poder que acabaron con sus matriarcas y mejores magos en instantes, se aliaron a el.
Meses despues de la Caida de Zaphrom Kelleth, los ejercitos Drow asaltaron la ciudad por vez primera. Kanunt estaba sobre aviso, ya que las razas de Durwen eran, desde la fundacion de la ciudadela, aliadas del Reino. La batalla fue corta, los Drow debieron retroceder aun cuando los poderes del Anciano les ayudaban, no sin antes llevar gran destruccion a Belmont, ante un poder oscuro y siniestro que parecia darles poder a las fuerzas humanas. Vencidos y masacrados por una fuerza mucho inferior de humanos, los Drow se retiraron a su reino subterraneo, esperando una nueva oportunidad. El Anciano, mientras tanto, comenzaba a impacientarse: Habia reconocido la presencia de su antiguo enemigo. Le quedaba poco tiempo.
Por otra parte, Kanunt fue hallado muerto, junto a su esposa, en la biblioteca, en la boveda secreta que guardaba el Ars Malefice. Habiendo dejado dos hijos atras, el reino fue governado por un chambelan hasta que, finalmente, uno de sus hijos, Radhak, alcanzo la edad de tomar la corona y el trono. Su hermano, un año menor que Radhak, jamas pudo perdonarle a su hermano que fuera heredero legal del Trono, y comenzo sus propios planes para tomar lo que era suyo.


La Alianza Radhak-Koldrom
Mientras su hermano conspiraba, en secreto, su caida, Radhak se preparaba para un nuevo ataque de los Drow. Sabia que estaban preparandose para una invacion mucho mayor, a gran escala, jugandose el todo por el todo en nombre del Anciano, que se habia convertido en una especie de Semi-Dios para ellos, por razones que en Belmont no se conocian.
Buscando aliados para el Reino, Radhak finalmente los hallo en una isla al sur de la costa de Durwen con el mar de Ar'bon, conocido en Belmont como Mar del Dragon. Alli, entro en contacto con el Reino de los Dragones de Ar'bon, governados por el sabio y poderoso Lord Koldrom.
El Reino de los Dragones de Ar'bon acepto rapidamente la alianza, conociendo que, fuera quien fuera el anciano, debia ser realmente poderoso para ganar el respeto y obediencia de los Drow... Poderoso, y ciertamente oscuro. La Segunda Guerra Drow estaba por dar comienzo.


La Segunda Guerra Drow
El Anciano era un viejo archimago Imperial, que se hubiera aliado a Osgoth y fuera, en si mismo, el causante del Error de Athar y la muerte de la familia Imperial. Tras la caida de Dae, viendo el mundo indefenso y debil, habia deseado reclamar el Trono del antiguo Imperio... Para eso, necesitaba un ejercito y suficiente poder como para hacer temblar a los sobrevivientes de la Gran Guerra. Las reliquias Aurar le ofrecian poder, los Drow y los muertos en la guerra le ofrecian ejercitos.
Pero aun asi, habia algo que le aterrorizaba y amenazaba destruir sus planes: El Ars Malefice, el libro donde dormia el alma de uno de los mas temibles y poderosos Ars, generales y avateres de la Corrupcion de Osgoth. El poder de un solo Ars seria suficiente para aniquilar sus sueÑos en segundos. Debia aprovechar antes de que despertara, debia destruir el Libro antes de que fuera demasiado tarde.
Los ejercitos de los Drow, apoyados por orcos, no muertos, y bestias salvajes, atacaron nuevamente Belmont. Esta vez, duro meses la batalla, alcanzando todo el reino, dividiendose los ejercitos en un desfile de tacticas y estrategias tan complejas que rozaban lo ridiculo. Nagath, hermano de Radhak, asesino a su hermano bajo las ordenes del Archimago, durante la ultima batalla en las puertas de Belmont. Decidido a alzarse como unico poder de la region, cogio el Tomo del Conocimiento Absoluto, nombre Belmonteano para el Ars Malefice, pero el Anciano, que habia predecido su accion, envio asesinos que acabaron con su vida.
Finalmente, aunque los ejercitos Drow fueron aniquilados por la alianza entre Belmont y Koldrom, el Anciano logro penetrar la biblioteca y coger el Ars Malefice. Se dice que intento destruirlo, mas no se sabe que salio mal... El Archimago fue hallado muerto, en su rostro una exprecion de horror final. SIn signos de violencia, habia muerto, al parecer, de terror. El libro estaba intacto, en la boveda de la Biblioteca, y alli permanecio, habiendose ganado el titulo de libro maldito.

[glow=red,2,300]La Invasion del Reino Muerto[/glow]
Pasaron, asi, varios siglos de paz. Belmont continuo creciendo, y la Biblioteca construida por Kanunt se convirtio en la mas grande de Aynar. Tras la muerte de Radhak, reino su unico hijo, que no era realmente suyo. De tal forma, la sangre de Athar se hubo perdido, y el trono de Belmont quedo en manos mortales. Varias generaciones se sucedieron y, casi setecientos años despues de la caida del Traidor y su ejercito Drow, Ashgar I governaba, sabia y justamente, el reino.
Pero el Ars Malefice ya habia dormido lo suficiente, y el llamado de Osgoth era, cada vez, mas fuerte. Asi fue que el Ars Malefice convoco, en sueños y visiones, a sus siervos. El primero en responder la llamada fue un Nigromante de una isla lejos hacia el Sur, llamada por los Belmonteanos "El Reino Muerto". Pronto, un ataque se realizo contra el Reino de Ashgar, mas fallo rapidamente gracias a la ayuda de Koldrom y sus Dragones, aun fieles aliados. El Rey decidio enviar mercenarios y caballeros, poderoso en la batalla y la magia, al Reino Muerto, para acabar con la amenaza en su origen.
Pero tal era, precisamente, el Plan del Ars Malefice. El ataque no habia sido jamas pensado como un combate definitivo, sino como una distraccion mientras los espias del Ars Malefice se introducian en la boveda y despertaban a Zaphrom Kelleth de su encarcelamiento. Con la ciudad devastada por la batalla, el Rey Ashgar fue hallado muerto en extrañas circunstancias. Los heroes enviados al Reino Muerto jamas encontraron al nigromante, y la sombra sobre Belmont se hizo mas fuerte que nunca.
La influencia del Ars Malefice se hizo presente en el senado, aprovechandose de la codicia de algunos de los mas poderosos Senadores y Magos. La guerra civil estallo en Belmont, enfrentando a los rebeldes contra los pocos leales, aun, al senado, dirigidos por la Senadora Zaphyre Kreinerkam. Las fuerzas del Nigromante se acercaban a la ciudad, escondidos en la tormenta conjurada por Zaphrom Kelleth, quien, mediante un falso ataque a la Cripta, habia atraido varios heroes a su dominio, para alimentarse de sus almas y recuperar sus poderes de Rashadim.


[glow=red,2,300]La Resurreccion[/glow]
Al tiempo que las fuerzas renegadas y las leales al Senado se enfrentaban en una terrible batalla en la Ciudad, las tropas del Nigromante se hicieron, rapidamente, presentes, apoyadas por la magia oscura de Zaphrom. En una gran batalla, ambos ejercitos fueron destruidos, y las tropas del Nigromante tomaron control definitivo de la ciudad. El mismo Koldrom, Gran Rey de los Dragones de Ar'bon, murio en aquella batalla, presa de los terribles espectros volantes de Zaphrom.
Mientras tanto, el grupo de Mercenarios, guiados por el Orco Rune y el Arkanista Kain, se adentraron en el castillo y la Cripta, cayendo, uno tras otros, a la guardia de Zaphrom, que iba volviendose mas poderoso con cada muerte. Finalmente, en el corazon de la cripta, se libro la batalla final. Mientras, en las alturas, Kain y Zaphrom se batian en un imposible duelo, en la tierra los Mercenarios, enfrentados por los odios creados por la corrupcion del Rashadim, se enfrentaban entre ellos.
Entonces, el Ars Malefice eligio su reencarnacion. Un joven nigromante, de nombre Lan Krysham, habia caido conjurando los prohibidos poderes de Alexah, para salvar a la mercenaria que luego seria conocida como Shira, la famosa y poderosa Reina de los Dragones. Sorprendido e interesado en tan grande poder, y en la Runa de Alexah que adornaba su mano derecha, el Ars Malefice reencarno en el cuerpo caido del Nigromante.
Zaphrom fue, finalmente, vencido por Rune y sus colegas. Pero ya el Ars Malefice habia cumplido su objetivo. El Rey Nigromante, mientras tanto, se enfrentaba, sobre la biblioteca, a una pequeña banda de Mercenarios que, guiados por D'Jalma, Caballero del Senado, acabo para siempre con el monarca del Reino Muerto.


[glow=red,2,300]La Ocupacion del Ars Malefice[/glow]
Pero tanto Zaphrom como el Rey Muerto no eran mas que peones en el gran plan del Ars Malefice. Al saber de la resurreccion de su señor, el mas grande de los siervos del Malefice fue convocado: Bastheru, al mando de un ejercito solo superado por aquellos que hubieran combatido las Guerras de Osgoth.
Con la ciudad cercada por miles de no-muertos, demonios, dracolich y bestias oscuras, Belmont parecia no tener esperanza. Aun asi, Lan, ganandose la confianza del Senado, ideo un Plan para traer aliados de diversos reinos: enviar una armada aerea a traves del cerco y hasta el mismo portal que habia utilizado Bastheru para traer sus fuerzas, dispersas por el mundo.
El plan, en si mismo, no era mas que una charada. Habiendo enviado a los ultimos dragones de Belmont, y varios de sus heroes, directo a una emboscada, se libraba de la mitad de sus problemas. Jamas volvio a saberse de quienes partieron en la mision sucida, atacados por cientos de Dracolich en una feroz batalla que ocupo los cielos, y que fue seguida, inmediatamente, por la invacion a Belmont.
La resistencia duro poco. Lan se valio de sus tretas y engaños para eliminar a la Senadora Zaphyre. Las fuerzas leales restantes, dirigidas por Rune, D'jalma y Zaina, heroes de la guerra del Reino Muerto, fueron sumariamente aniquiladas, al ser atacadas tanto por las fuerzas de Bastheru como por la guardia del propio Lan... La victoria fue completa. Belmont, ahora, era la fortaleza del Ars Malefice.


[glow=red,2,300]La Paradoja[/glow]
Entonces comenzo la mas grande guerra en la historia de Belmont, algo que, aun hoy, ni los Belmonteanos comprenden completamente. El Ars Malefice buscaba una forma de acelerar la resurreccion de su Amo, y la unica forma que su mente pudo encontrar fue recurrir a la Paradoja... Crear un abismo tan grande y pronunciado en el telar de la creacion, que el caos resultante alimentara a su Principe y redujera el tiempo de su reencarnacion a unos pocos años.
Lo que ocurrio no puede ser explicado mediante la logica cientifica ni las ciencias magicas. Utilizando el Poder del Nexus, antigua y poderosa reliquia Aurar, Lan creo una brecha en el espacio-tiempo, una "singularidad desnuda", corrompiendo no solo las leyes universales y naturales, sino la logica forma de este y otros universos. Por un breve momento, multiples universos se cruzaron en Belmont, culminando en una guerra genocida de proporciones apocalipticas.
Cuando la brecha se cerro, ya no habia señales del Ars Malefice, ni de las legiones sombrias, ni del Nexus. Los Belmonteanos sobrevivientes hallaron un reino en ruinas, y ninguna explicacion para las dementes situaciones que habian experimentado durante la Paradoja. Aun asi, los sabios hablaron: Por un momento, habian sentido una presencia oscura y poderosa elevarse en el noroeste lejano, en las profundidades de Osgoth. Lan, en su demente plan, habia tenido exito... Dae, Principe de Osgoth, habia comenzado a despertar. Pocos años de Paz le quedaban a Aynar.


[glow=red,2,300]La Reconstruccion[/glow]
Tras la Paradoja, el trono de Belmont fue tomado por Lord Kauthon, descendiente de una de las mas antiguas y poderosas familias de Belmont. Lentamente, el Reino comenzo a ser reconstruido, los sobrevivientes a regresar y, con la reapertura de la Gran Biblioteca y la estabilidad politica del Reino, comenzaron a inmigrar estudiosos, cientificos, magos, alquimistas, ingenieros, peregrinos... Belmont, en parte gracias a su pasado, se habia convertido en un Iman para las elites intelectuales, desesperadamente atraidas por las ruinas y artefactos Aurar, los antiguos volumenes de la Gran Biblioteca, y la posibilidad de investigar aun mas la Paradoja. Con la muerte de Lan y la desaparicion del libro que contenia su Alma y su Poder, el Ars Malefice se convirtio en una leyenda, en un tesoro que muchos ambicionaban, pero jamas fue encontrado.


[glow=red,2,300]La Coronacion de Berowin[/glow]
Durante una misteriosa tormenta, el Rey Kauthon y su unico heredero fueron hallados muertos, en extrañas circunstancias que fueron mantenidas en secreto. A la noche siguiente, una joven llamada Berowin Lanfear se presento en la corte, acompañada por un extraño y poderoso mago que haciase llamar Apotheosis. Ambos presentaron pruebas, recuperadas de la Cripta donde Zaphrom hubiera guardado sus trofeos de guerra, de que la joven Berowin pertenecia a la sangre originaria de Athar.
La Coronacion se preparo antes del alba. Con Berowin como reina y Apotheosis como consejero real, Belmont prospero, en cinco años, mas alla de lo que nadie hubiera podido anticipar. El Reino crecio, el nivel de vida alcanzo niveles nunca antes vistos, el ejercito fue reconstruido y equipado con la mejor tecnologia de todo Aynar. Belmont, facilmente, alcanzo el titulo de Reino mas poderoso de Aynar, con una tecnologia avasallante y conocimientos magicos tan bizarros y extraños que rivalizaban en potencial a aquellos de los Altos Elfos.