Clan DLAN
25 de Mayo de 2018
Actualmente tenemos 219 usuarios online.
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN


Las Crónicas de Thomas Covenant el Incrédulo



-¿Podeis comprenderlo? ¿Sabeis lo que significa?...
...
-No hay palabras. Ninguna en absoluto, vuestro pobre idioma humano es impotente...
-Y todos ellos, Giganteamigo, todos ellos carecen de las palabras que se necesitan. Ahí se alza cuanto en la granitica gloria del corazon del mundo no se puede expresar con palabras




Siempre he pensado que hay dos tipos generales de fantasia epica en el mercado; por un lado novelas de exito asegurado, basadas en personajes topicos y mundos archiconocidos, escritas de forma facil, sin pretender otra cosas que entretener a un publico general y sin mayor intencion que esta; por el otro obras que no estan encuadradas en mundos conocidos, que se alejan de los esquemas tradicionales, obras cuyo contenido puede ser duro, cruel y en general poco apto para el publico juvenil, obras cuyo exito no esta tan asegurado, que no vfenden entre los jovenes que se decantan por el otro tipo, obras que yo considero de fantasia adulta (y no, no es ese tipo de fantasias que os conozco ??? ).

Ejemplos de una y otra clase hay muchos, aunque los más conocidos sean los de la primera que sin duda son la antesala perfecta para adentrarse en el mundo de la fantasia.

Pero para algunos de los que llevamos ya tiempo en este mundo, segun nos hacemos mayores y maduramos, dejan de apasionarnos las historias de nobles guerreros que luchan contra un malo malisimo y vencen porque son los buenos, dejan de parecernos verosimiles cambios de bando "porque es lo correcto" incluso dejamos de pensar que algunas cosas sean tan malas malisimas. Cada vez nos parece más importante las motivaciones, el trasfondo, la trama en si, y ¿como no? el mensaje del libro, porque a la postre todo buen libro es un mensaje lanzado al viento, una forma de expresar sentimientos, deseos, filosofia, y en ese campo justamente es donde la fantasia no tiene competidor.

¿Que mejor manera de hablar sobre lo que significa un ser humano que hablar sobre un niño criado entre marcianos que llega a la Tierra? Forastero en Tierra Extraña, Robert H. Heinlein. ¿Que ensayo sobre lo que significa el deber, la responsabilidad o el amor es capaz de commovernos más que Tigana? Guy Gavriel Kay. Esa es la magia de la fantasia, hablar de nosotros, de sentimientos, ideas, filosofia y todo lo que forma nuestro mundo de una forma totalmente nueva, clara y commovedora.

Es este segundo tipo de obras las que desde hace tiempo a mi me atraen y son extremadamente dificiles de conseguir en España, pero ahí está algunas, joyas sin duda alguna para ciertos tipos de publico, que buscamos en un libro algo mas que commovernos ante la nobleza de los heroes, algo más que imaginarnos fantasticas aventuras en mundos extraños, sino que además, buscamos encontrarnos a nosotros mismos y algún sentido a lo que nos rodea.

Bajo esta perspectiva, yo descubrí un autor hace tiempo, buscando fantasia en la biblioteca de mi instituto encontré un libro, se llamaba El Druida de Shannara e inevitablemente me atrajo su oscuro protagonista, Allanon el druida.
Aunque ese libro creo que esta a medias entre las dos categorias de fantasia que he citado antes supuso para mi el descubrimiento de una editorial distinta a Timun Mas, se llamaba Ediciones Acervo, y me encantó encontrar otro libro de esa misma editorial en la biblioteca, aún más saber que eran dos. Los dos primeros volumenes de las Cronicas de Thomas Covenant de un tal Stephen R Donalson, empecé a leerlos, y me encantaron, aunque acabé odiando a su protagonista, pero el mundo que Donalson creó... una maravilla, me fascinaba, me hizo soñar durante meses con los Amos y la lucha contra los Delirantes.

Unos años más tarde, cuando abrieron un Corte Ingles en mi ciudad (y yo disponia de más medios economicos) un amigo me dijo, "si no encuentras ahi el libro lo puedes pedir, te lo consguen fijo". No pasa nada por probar me dije, aunque dado que en las librerias de mi ciudad no me habian prestado la mas minima atencion al pedir un libro de fantasia que no fuera de Timun Mas tampoco tenia muchas esperanzas.

Las Cronicas de Thomas Covenant de Stephen R Ronalson, o Donalson, no lo se muy bien pedí, y una semana despues ahí estaban, tres volumenes en tapa dura, ansioso los empecé a leer, recordando la primera lectura, pero esta vez leyendo con algo más de madurez y criterio, y cambió totalmente mi impresion, ya no solo era el fascinante mundo que describian, era la complejidad de las emociones de los Amos, la desesperación de algunos por sus hijos, la enorme pasion contenida a duras penas de la Guardia de Sangre, el peligro latente de Mhoram y el fiero autocontrol sobre las pasiones destructivas, la devoción absoluta hacia unos ideales, la tozudez de su protagonista.. todo ello se unió en un tapiz que a dia de hoy solo he visto superado una vez, de nuevo por el mismo autor, y como no podia ser menos en el mismo lugar el Reino, con las Segundas Cronicas de Thomas Covenant. No creia que se pudiera ahondar más en unos protagonistas, una idea, un lugar cuya sola existencia es toda una declaracion, pero ahí está, una mirada tan profunda hacia los conceptos de deber y la falibilidad del ser humano que asusta, los haruchai, fundadores de la Guardia de Sangre bajo una perspectiva tan clara que produce vertigo, el autoreproche por los fallos que tarde o temprano cometemos, el precio final de nuestras acciones, de nuestra libertad... todo eso cobra vida y sentido en una historia que quizás no parezca a primera vista tan epica como otras, pero que según vas leyendo demuestra serlo, y aún más. Un marco imcomparable, nacido de una imaginación desbordante, un lucha que más que en la fuerza de las armas, o de la magia se basa en los sentimientos, en conocernos a nosotros mismos, en no ceder ante el Desprecio. En conservar nuestra humanidad ante todo, en aceptar la culpa pero no ceder ante ella.

Todo eso son las Cronicas de Thomas Covenant, no espereis un libro sencillo, una oda a la heroicidad, ni nobles intenciones o espadas fulgurantes que aparecen en la oscuridad y ahuyentan a la oscuridad, no. Covenant llega a su batalla final sin saber que hacer, herido, enfermo de culpa y buscando solo acabar con lo que él considera una alucinación, no hay dioses que le apoyen, ni sabios magos que le digan lo que hacer, el no puede ser una herramienta, es libre, y en sus manos esta la salvacion o destruccion de un mundo en el que no cree, y que no le importa.

Dicen que esta bien lo que bien acaba, pero a veces las cosas son mucho más complicadas que eso... Sobretodo cuando se te demuestra que tu victoria es la causante de la muerte de un mundo, y cuando intentas arreglarlo pierdes tu libertad y te conviertes en el instrumento para destruir la creacion, y no puedes impedirlo.

Bajo esa premisa arrancan las Segundas Cronicas de Thomas Covenant, con el Reino destruido, con el pasado corrompido, y con un Covenant convertido en el instrumento de su enemigo sin redencion alguna. Un instrumento de un poder superior a todo lo concebible, y que ni el mismo Creador puede vencer.

Si la Guardia de sangre y los Amos eran las estrellas de las anteriores, los habitantes del Reino, y los que no lo son, junto con un par de seres humanos debiles, confundidos e indefensos, los Haruchai, y los Gigantes lo son de las Segundas, no hay Amos, no hay nobles defensores del Reino a los que proteger, solo muerte y corrupcion por doquier. Acompañado por Gigantes, con los que covenant tiene una deuda dificil de comprender, que daran su vida y su alma en defensa de un lugar que no conocen, por haruchai, cuya vehemente naturaleza y voluntad son solo un reflejo de la pasion que late bajo cada uno de sus actos, y su culpa y recuerdos Covenant "solo" debe salvar un mundo, su alma y la de los habitantes de lo que antaño fuera el reino, a la par que proporcionarles un futuro que 40000 años de Corrupción han destruido. Y todo ello cuando en sus manos está el poder de destruir la Creacion y dejar libre al culpable de todo esto y no tiene más opción que utilizarlo una y otra vez.

¿Y quien es el culpable, el adversario que hace que todo esto sea necesario?. Ni siquiera Covenant cree en que él exista en realidad. ¿Es un ser real, o solo un reflejo de nosotros mismos? El Despreciativo, el Amo Execrable, aguarda en su guarida, tejiendo manipulaciones, jugando con los sentimientos y tejiendo redes de responsabilidades, culpas y reproches que ningun poder puede ignorar. Y ahí, en ese doble juego, de no saber contra quien se lucha, cuando el enemigo te maneja y sabe exactamente como te sientes, como hacerte sufrir. Cuando puede que te enfrentes a la misma experiencia, o a lo que todo ser humano siente en su interior, el que poseas el mayor poder que existe sirve de poco. Porque a la postre, como Covenant descubre, hay verdades que trascienden todo, y la libertad de elegir, y las elecciones tomadas, son lo único importante. No importa el poder, ni la fuerza, la batalla final es siempre algo que hacemos solos. Y eso lo sabe muy bien el Despreciativo.

Todo eso, y aún más, son las Cronicas de Thomas Covenant el Incredulo.

porque blanco es el matiz del hueso,
estructura de la carne,
disciplina de la vida.
El Poder es una Paradoja,
porque el Poder no existe sin la Ley;
y la magia indomita no tiene Ley,
y el Oro Blanco es una paradoja
porque habla por el hueso de la vida,
pero no forma parte del Reino.
Y quien porta Oro Blanco de magia indomita
es una paradoja...
pues es todo y nada,
heroe y loco,
potente, impotente...
y con la única palabra de verdad o traición
salvará o condenará la Tierra
porque esta loco y cuerdo,
esw frio y apasionado,
se ha perdido y ha sido encontrado.







Si estás viendo esta crítica desde la web, siéntete libre de dejar tu comentario aquí.